Ribó propone hacer la Ofrenda en bicicleta

Joan Ribó, alcalde de Valencia, ha propuesto esta mañana hacer la tradicional Ofrenda floral a la Mare de Déu dels Desamparats en bicicleta o bien corriendo a paso ligero.

La propuesta ha sido lanzada desde el balcón del consistorio al exiguo pueblo reunido frente a sus puertas. Veintiséis personas en total se han agrupado para escuchar al alcalde. 18 ciclistas, una señora mayor un tanto desorientada, un vendedor de la ONCE, dos turistas inglesas con ganas de guerra (aunque tienen un trago al final pillarán pero en condiciones lamentables) y el resto eran del equipo del propio alcalde que viendo el percal se han bajado a hacer bulto a la calle.

No es que Ribó no tenga poder de convocatoria ni partidarios afines a sus políticas es que no han podido llegar sus seguidores hasta el Ayuntamiento por estar la ciudad colapsada. Se preveía una asistencia de 300.000 personas pero se han quedado todos atascados por las calles Colón y San Vicente al coincidir las obras de acondicionamiento de más de 16.000 kilómetros de carril bici con las instalaciones de las carpas falleras.

El alcalde ha hablado así a la gente:

-Queridas y queridos amigas y amigos y viceversa; benvolguts i benvolgudes amigues i amics i tanmateix unes com altres. El Ayuntamiento ha hecho un gran esfuerzo, lo sigue haciendo, por convertir Valencia en la mayor ciudad verde del mundo, no en vano durante el tiempo que llevamos en el Gobierno hemos cerrado al tráfico el acceso norte en 116.487 ocasiones, es decir, cada diez minutos más o menos, para hacer maratones y triatlones, en muchos casos con motivo de cosas que ni existen, pero eso es algo que ahora no viene a cuento. Estamos los terceros del mundo en organización de este tipo de eventos sólo por detrás de Nueva York y Cuenca.

En este sentido se nos ha ocurrido una nueva parida aprovechando el tirón internacional de las fallas. Hemos decidido hacer la Ofrenda de este año en bicicleta.

Habrá que adaptar los trajes de valenciana con cancanes de horcajada para  no estropear la cadena de la bici con la seda del traje y por supuesto el casco y el seguro de circulación serán obligatorios, lo que impedirá llevar moños. Pero pensamos que apenas se notarán las modificaciones, es cuestión de acostumbrase, la seguridad ante todo.

Quien no quiera ir en bici, incomprensiblemente, podrá hacerlo corriendo al trote pero deberá llevar dorsal con número y decir a todos los forasteros que corre la tradicional maratón de Valencia llamada coloquialmente “Ofrenda”.

Como se trata de un evento intolerablemente religioso hemos encargado al artista del parotet una especie de escultura rara, sin forma ni sentido, titulada “Tros de merda damunt terra” que representa lo que a cada cual le da la gana. La vamos a instalar en la plaza de la Reina para que aquellos que no sean unos reaccionarios recalcitrantes y no quieran llevar flores a la Virgen tengan un monumento público donde expresar su laica devoción.

Lo sé, no nos merecéis pero algún día vuestros hijos y nietos, sanotes como brotes os dirán: “¿Quién fue reduciendo uno a uno los carriles hasta convertir Valencia en una plaza peatonal?” Y les diréis: “Fue Ribó, cómo olvidarlo”. A pesar de todo estamos mejorando la ciudad aunque ahora pensáis que no.

Hasta la próxima, me voy adentro que estamos diseñando las nuevas señales de "obras" con faldita, las antiguas nos escaman.

Tierra Canalla

Autor entrada: danielvilamota

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.