Pareja que prueba preservativos experimentales deja el trabajo tras nacer su vigesimosegundo hijo

“Este trabajo no compensa para nada”
 
Joaquín Fernández y Pilar Cernuda, experimentadores de preservativos durante más de dos décadas se lamentan con estas palabras tras despedirse de sus compañeros de trabajo con un corte de manga.
 
“Al principio nos parecía el mejor trabajo del mundo, nos pagaban bastante dinero solo por echar polvos y contar la experiencia —nos cuenta Pilar Cernuda— pero empezaron a llegar hijos y entramos en un círculo vicioso, cuantos más hijos teníamos más dependíamos del trabajo y viceversa, cuanto más trabajábamos más hijos venían. En el barrio se burlan de nosotros —puntualiza Pilar— a Joaquín le llaman gomamán, rompegomas, pichabrava o directamente gilipollas. No podemos más. Nos dicen que si queremos hacer un equipo de fútbol con entrenador, presidente y utillero, que si soy una especie de coneja ninfómana… La gente no lo entiende —añade— pero estos experimentos son muy sensibles y no podíamos poner otros medios anticonceptivos, y como se trataba de buscar materiales cada vez más finos estábamos siempre en el límite”.
 
“Durante un tiempo intentamos engañar a la empresa —confiesa Joaquín—, nos inventábamos los resultados imaginativamente pero nos pillaron enseguida porque no éramos los únicos que hacíamos las pruebas y claro los datos cantaban. Luego estuvimos un tiempo dando los condones a familiares y amigos, bueno examigos, les decíamos que era lo último, que a nosotros nos salían gratis y que se aprovecharan. Montábamos después como una cena temática pero sobre condones, medio en risa medio en serio, y les pasábamos encuestas para rellenar los datos. Claro, no duró mucho. El problema fue también que empezaron a llegar embarazos y alguna venérea en nuestro círculo cercano, la gente empezó a desconfiar y nos quedamos prácticamente solos, además a partir del quinto hijo la gente no quería los preservativos ni pagándoles nosotros a ellos por quedárselos. Necesitamos ayuda para sacar esto adelante”, concluye compungido Joaquín.
 
Tierra Canalla

Guardar

Autor entrada: danielvilamota

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.