La necesidad agudiza el ingenio pero afea el alma

Las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado advierten que están aumentando de manera alarmante los casos de ropa perdida en los tendederos. Hasta ahora la causa de este suceso se atribuía al fuerte viento. Sin embargo, las últimas investigaciones apuntan a que en realidad las prendas son sustraídas por los propios inquilinos de la vecindad mediante pértigas ganchudas o bien simples cañas de pescar, según la localización del tendedero objeto del hurto
 
“La crisis económica hace volar al cojo”, ha comentado el ministro del interior, Juan Ignacio Zoido Álvarez, quien apostillaba además que: “Vivimos en un país de chorizos”.
 
Al parecer el picaresco gesto se está extendiendo por las grandes ciudades españolas.
 
Las autoridades recomiendan ante cualquier pérdida vigilar si algún vecino de la comunidad viste ropa que les resulte familiar y en su caso denunciar el hecho en la comisaría más cercana. También conviene observar el género en los mercadillos cercanos, pues una vez satisfecha la necesitad primaria el hábito de apropiarse de lo ajeno suele continuar y no pocos encuentran una fuente de ingresos extra en la salida de la ropa de marca en el mercadeo callejero.
 
A pesar de las medidas que se están implantando, como instalar cámaras de seguridad en los patios de vecinos o endurecer las penas por los delitos de esta naturaleza, los esfuerzos parecen vanos, pues no es fácil demostrar a posteriori la propiedad de las prendas reclamadas y rara vez se pilla al ladrón in fraganti.
 
Desde la plataforma SIY (Soluciones Inteligentes Ya) se apuesta por instalar microchips con gps en cada una de las prendas tendidas, las cuales podrán ser localizadas desde cualquier móvil mediante una aplicación diseñada al efecto. Además prevén numerosos usos derivados de esta aplicación como el de saber, por fin, adónde van los calcetines desaparecidos.
 
 Tierra Canalla

Guardar

Autor entrada: danielvilamota

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.