José Luis Perales descubre que el amante de su mujer dedicaba el tiempo libre a tirársela

José Luis Perales, grande de la canción española, entrañable compositor y mejor persona, ha tenido el pasado martes un encuentro íntimo con su público en el Parador Nacional de Cuenca.

El ambiente distendido ha dado lugar al repaso de sus temas populares y a las anécdotas que han acompañado el proceso de composición y producción de las canciones.

En un momento dado se habló de “¿y cómo es él?”, hito en la carrera del cantautor. Perales contó cómo la constante voluntad de mejorar, la conciencia de sus defectos, la realidad de la condición humana y la buena consideración hacia su virtuosa mujer le llevaron a pensar que en caso de adulterio sin duda gran parte de la culpa sería de él por sus enormes carencias o por llegar a descuidar la relación.

En medio de esta disertación un señor, un tal Joaquín Fernández, le ha interrumpido.

—Hombre, Perales, eso es encomiable, es fácil comprender tu postura pero creo que te pasas un poco de Quijote. ¿A qué dedica el tiempo libre? ¿Esa es la pregunta que te surge cuando te enteras de tu cornuscopia? ¿Quieres saber a qué ha dedicado el tiempo libre ese tío? Te lo cuento. Mientras tú estabas ahí tocando la guitarra él estaba perfeccionado la pesca de arrastre.

Primero, ese noble señor ha encontrado un escenario de amistad para tener inocentes y respetuosos encuentros con tu esposa.

Luego de un tiempo de camaradería y tanteo se ha interesado por sus problemas y aficiones hasta hacer callo en el oído, que eso les encanta a las mujeres, se ha enterado de todo lo que le gusta y lo que no le gusta, de sus ilusiones y frustraciones, de su relación contigo…

Al poco le ha hecho cómplice de algunos secretos suyos mostrándole algunas debilidades dignas de lástima pero nada innobles, del tipo: “Estoy dolido porque me han hecho mucho daño, no sé si podré volver a amar a nadie con la intensidad con la que yo amo que lo entrego todo hasta el alma, no tengo suerte en el amor…”.

Más tarde la ha agasajado con regalos y detalles menores, no siempre materiales, hasta crear una relación singular entre ellos, de comicidad.

Después ha mostrado un interés particular hacia ella en el plano sentimental hasta hacerle sentir especial y única.

Casi al final le ha declarado su platónico amor y la necesidad de alejarse de ella para evitar un destrozo en su matrimonio porque la ama demasiado y no quiere ser un impedimento en su felicidad a no ser que ella quiera. Pero que quede claro que la respeta mil.

Y por fin, ¿te lo cuento, Perales?, se la ha tirado en tu propia cama, casi en tus barbas, mientras tú estabas ahí tocando la guitarra. Eso es lo que hacía el pollo ese en su tiempo libre. ¿O qué crees, que estaba resolviendo la teoría de cuerdas? Y encima tú vas y le dedicas una canción. ¡Qué huevos los tuyos, Perales! ¿Me firmas un autógrafo?

Tierra Canalla

Autor entrada: danielvilamota

2 thoughts on “José Luis Perales descubre que el amante de su mujer dedicaba el tiempo libre a tirársela

    Anónimo

    (14 marzo, 2017 - 13:34)

    Jaaaajaaaa! Genial!

    Lourdes

    (14 marzo, 2017 - 14:48)

    Jajajajaja!

    Muy buenooo!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.