Jordi Pujol nombrado Molt Honorable Basurero de la Generalitat de Catalunya

Tras conocerse la conversación filtrada en la que Jordi Pujol se ofrecía para hacerse cargo de la mierda de Convergència i Unió les Corts Catalanes han aprobado por unanimidad otorgar el título de “Molt Honorable Escombriaire” (barrendero en español) dels Països Catalans al expresidente de la Generalitat de Catalunya por su encomiable gesto. 

(Ofrecemos más abajo la traducción al español de las palabras de Jordi Pujol)

 

—He servit tota la vida als catalans i a Catalunya, tchus, tchus, perdó. He estat tota la vida pel servei públic i els interessos de tots els que m´envolten, tchus, tchus, perdó. Que tinc que arreplegar merda, l'arreplegue, que tinc que arreplegar milions, també, el que faça falta. He aguantat tot tipus de barbaritats i vexacions com quan em deien allò de “Pujol, enano, habla castellano”, els caracollons de Madrid! O quan em criticaven per sobreactuar al fer de Yoda en la Guerra de las Galaxias, tchus, tchus, perdó.

 

 
És veritat —ha proseguido el galardonado— que he consentit una mica als meus fills i he agranat per a casa, però no hi era per a tant. Qui no consenteix un capritx de vegades?, tchu, tchu, perdó. El meu Jordi es fa un col·leccionable de cotxes de luxe com qualssevol persona que col·lecciona coses… I què passa? Un girigall! La gent mai valora els esforços, tchus, tchus, perdó. La meua familia i jo hem estat anys portant els milions de tots cap Andorra, quasi a diari, a cabassos els portàvem per a protegir-los de lladres i malversadors, això es un treballot, allí els teníem a bon recapte, tchus, tchus, perdó. Ens jugàvem la vida al cotxe per autopista. I quina merda d’autopistes! A més a més, cada cinc quilòmetres un peatge i tots aturats a la carretera. Fills de putes! Malparits!, tchus, tchus, perdó. Clar que hem sigut nosaltres mateixos qui els vam concedir perquè ens pillava mig bufats a mitjan matí i sortia un idiota i deia “Podem donar-li quatre o cinc quilòmetres de carretera al meu fillol que és el seu sant?” I què anàvem a fer?,doncs donar-li´ls… a no, això de les autopistes el porta Abertis…
 
Al que vaig, he fet més que ningú per aquest país. Tot allò de la independència i la autonomia, cosa meua, ni Companys ni hòsties. Entre nosaltres, la independència consisteix en que els polítics hem tingut accés a les gestions de tot el que passa a Catalunya i als pressupostos d´eixes gestions, a la pela, nen, ho tens clar?, tchus, tchus, perdó. La restaestà bé, la cultura, la llengua, el Mediterrani… és veritat, doncs al que anàvem era a pels cacaus, què collons! Moltes gràcies i bona sort a Junqueras. Au, Arturet! Tú ja fa temps no tens res a fer ací, afanya´t que t'han d´empaperar pel referèndum i dòna gràcies que encara eixim massa bé. Au, fills de putes!, nosaltres arrepleguem la merda, a bon preu, això sí, i vos deixem la melona per a vosaltres, tchus, tchus, perdó.

Los asistentes al acto han aplaudido a Pujol hasta descarnarse las manos por cargar con el mochuelo y con los millones de euros de los catalanes.

 

Traducción:

 

—He servido toda la vida a los catalanes y a Cataluña, tchus, tchus, perdón. He estado toda la vida al servivicio público y por los intereses de todos lo que me rodean, tchus, tchus, perdón. Que hay que recoger mierda, la recojo, que hay que recoger millones, también, lo que haga falta. He aguantado todo tipo de perrerías como cuando me decían eso de "Pujol, enano, habla castellano". ¡Los maricones de Madrid! O cuando me criticaban por sobreactuar al hacer de Yoda en la Guerra de las Galaxias, tchus, tchus, perdón.

Es verdad —ha proseguido el galardonado— que he consentido un poco a mis hijos y he barrido para casa, pero no hay para tanto. ¿Quién no consiente un capricho de vez en cuando?, tchus, tchus, perdón. Mi hijo Jordi hace un coleccionable de coches de lujo como cualquier persona que colecciona cosas… ¿Y qué pasa? ¡Se arma un trifostio! La gente nunca valora los esfuerzos, tchus, tchus, perdón. Mi familia y yo hemos estado años llevando los millones a Andorra, casi a diario, a espuertas los llevábamos para protegerlos de ladrones y malversadores, eso es un trabajazo, allí los teníamos a buen recaudo, tchus, tchus, perdón. Nos jugábamos la vida en el coche por la autopista. ¡Y qué mierda de autopistas! Además cada cinco quiómetros un peaje y todos parados en la carretera. ¡Hijos de puta! ¡Malparidos!, tchus, tchus, perdón. Claro que hemos sido nosotros mismos los que los hemos concedido porque nos pillaba medio borrachos a media mañana y llegaba uno y decía: "¿Podemos darle cuatro o cinco kilómetros de carretera a mi ahijado que hoy es su santo? ¿Y qué ibamos a  hacer? Pues dárselos… a no, eso de las autopistas lo lleva Abertis…

A lo que voy, he hecho más que nadie por este país. Todo eso de la independencia y la autonomía, cosa mía, ni Companys ni hostias. Entre nosotros, la independencia consiste en que los políticos tenemos acceso a las gestiones de todo lo que pasa en Cataluya y a los presupuestos de esas gestiones, al dinero, chaval, ¿lo tienes claro?, tchus, tchus, perdón. El resto está bien, la cultura, la llengua, el Mediterráneo… es verdad, pero a lo que íbamos era a por la pasta, qué cojones! Muchas gracias i buena suerte a Junqueras. ¡Ale, Arturito! Ya hace tiempo que no tienes nada que hacer aquí, date prisa que te han de empapelar por el referéndum y da gracias que todavía hemos salido demasiado bien parados. ¡Ale, hijos de puta!, nosotros recogemos la mierda, a buen precio, eso sí, y os dejamos el melón para vosotros, tchus, tchus, perdón.

Tierra Canalla

 

Guardar

Autor entrada: danielvilamota

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.