“Hombres, mujeres y viceversa” aclara a su público que «viceversa» no es ninguna persona

El productor de “Hombres mujeres y viceversa” ha reunido al ingente público de este popular programa televisivo con la intención de aclararle de una vez por todas el significado del término viceversa que al parecer lleva a confusión a muchos de sus seguidores. Transcribimos literalmente el encuentro porque hemos perdido la cinta. Lo sentimos.
 
—¿Habéis venido todos?dice el productor al gentío desde el entarimado que han  instalado en la Puerta del Sol para la ocasión. —Pues vamos a ver… ¡Que quede claro de una puta vez que viceversa no es nadie! ¡No es la presentadora, ni la realizadora, ni la señora de la limpieza, ni ninguna de las concursantes! ¡Nadie se llama viceversa! Es un adverbio que indica que se pueden invertir los términos, o sea, que da lo mismo que delante vaya la palabra hombres o mujeres en el título. ¿Comprendéis?
 
Ante el silencio masivo en la plaza y la cantidad de ceños fruncidos el productor se rasca la cabeza y cuchichea hacia los demás del equipo del programa que están detrás de él.
 
 ¿Lo explico más simple, no? les pregunta a sus compañeros tapando el micrófono.
 
Sí, mejor le responden.
 
Oye, ¿por qué no hemos hecho esto en la tele en vez de montar este tinglado que nos cuesta una pasta? pregunta el productor a su equipo.
 
Ya lo hablamos en casa de Jesús, es para que no parezca que les tomamos por gilipollas en antena le responde uno.
 
Ah, vale, pues continúo— Se gira el productor al público.—Bueno, vamos por partes amigos y amigas, ¡Atención!: ¡Hom-bres: son los concursantes masculinos, los chicos, tienen pilila! ¡Mu-je-res: son las concursantes femeninas, las chicas, no tienen pilila! ¿Hasta ahí bien?
 
Síííí responde el público.
 
Vale, pues como sólo puede ir uno de ellos primero en el tít…
 
O de ellas— le interrumpe uno del público—, a veces va primero una chica.
 
No me refiero a eso, hablo del título del programa— le dice el productor— Por favor si atendéis os lo explico bien…
 
Que nos lo explique la rubia— dicen unos armando barullo —Que está tope buena, ehhh…sa rubia esa rubia, eh, eh!
 
Por favor centrémonos— retoma el productor —Se trata de que en Hombres, mujeres y viceversa tanto monta, monta tanto…
 
Eso, eso, todos a montar a la potranca rubia… eh, eh, ehhhhh Gritan enloquecidos.
 
Por favor silencio, dejadme acabar… ponemos ese título para no tener problemas con el rollo de la igualdad de género. Como tenemos un lenguaje sexista es imposible aludir a ambos sexos al mismo tiempo. Viceversa significa que no van primero unos sino que van al mismo tiempo ambos géneros, que cuenta lo mismo una mujer que un hombre y… VI-CE-VER-SA, ¿Lo pilláis?
 
¡Que lo explique la potranca! ¡Que lo explique la potranca…! Reclama el aforo.
 
Bueno, oye, y qué más da lo que crean si les gusta el programa— dice el productor a sus compañeros —Contratamos a una tía, le llamamos viceversa y a tomar por culo con esto, hombre ya…
 
Tierra Canalla
 
 
Guardar

Autor entrada: danielvilamota

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.