Hacer caca es la primera preocupación de los mayores en España

Según el OMA (Observatorio Manchego-Andaluz) el 73% de los españoles de más de 70 años confiesa que su mayor preocupación, por encima de las pensiones, el paro, la corrupción política o el terrorismo internacional es evacuar a diario de manera satisfactoria.
 
Todavía no está claro si el fenómeno social tiene que ver con los cambios en el metabolismo llegadas ciertas edades o se trata de algún condicionamiento cultural que ha derivado en una patología psicosomática de algún tipo, pero cada día son más los usuarios de la sanidad pública o privada los que demandan tratamientos que les permitan ir al aseo con unos mínimos de periodicidad y calidad cada vez más exigentes.
Las compañías farmacéuticas en asociación con los fabricantes de productos lácteos y los productores de cereales no han tardado en copar el mercado y hacer el agosto con alimentos de todo tipo prometiendo ajustar el organismo como un reloj.
 
“El defecante medio es cada día más exigente, no se conforma con cualquier cosa, sabe lo que quiere, cómo lo quiere y cuándo lo quiere”, ha dicho Joaquín Fernández, directivo de Danone España. Así mismo la industria de lo escatológico lleva años lanzando agresivas campañas publicitarias y ocupando las franjas de máxima audiencia y difusión en todos los medios, no sólo en Tele 5 y la revista Saber Vivir sino que el bombardeo es constante. Apenas observamos una bajada de insistencia en las campañas navideñas, rebajas o San Valentín donde se cambia el tracto intestinal por juguetes, ropa o parejas en actitud amorosa que promocionan perfumes y colonias.
 
Según los expertos esta insistencia en asuntos propios  puede ser lesiva a corto o medio plazo para la salud pública ya que augura hipersugestión en muchas personas que en realidad no tienen ningún problema serio. Los urólogos aseguran que se está creando una falsa expectativa sobre un sistema excretor idealizado que puede conducir a la tristeza o desazón a quien no cumpla con el canon. Además la preocupación de los mayores afecta también a la naturaleza de las heces más allá de la actividad depositaria. Algunos ancianos presentan depresión ocrisis en función del tamaño, textura o color de sus deposiciones, lo que disminuye su calidad de vida.
 
Tierra Canalla

Guardar

Autor entrada: danielvilamota

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.